Beneficios de la Analítica Digital

Podemos destacar cómo beneficios de la Analítica Digital:

  • Detectar las ocasiones de venta que estamos perdiendo
  • Conocer los hábitos de consumo y comportamiento de los usuarios
  • Calcular el rendimiento del activo digital
  • Descubrir nuevas oportunidades de negocio que no hemos contemplado
  • Mejorar nuestro producto digital

Con el tiempo, la analítica digital se ha convertido en un elemento estratégico de los negocios digitales, puesto que mide factores tan críticos como el Retorno de Inversión (ROI) de las campañas publicitarias, los productos más vendidos y los contenidos más populares, la satisfacción de los usuarios o la usabilidad y el diseño de los activos. Dado esto, lo primero, antes de medir, será definir los objetivos del activo digital que derivarán en los elementos de rastreo llamados Indicadores Clave de Rendimiento (KPI). Los cuales nos mostrarán los puntos claves de nuestro negocio.

Niveles de la analítica web en una empresa.

 

nivel de madurez de la analítica web

Niveles de Madurez de la empresa en relación con la analítica web según Bill Grasmann.

Este modelo mide el grado de madurez de la analítica digital, para saber, según los distintos niveles que quiere cubrir la empresa, qué herramienta de analítica web necesita o que datos tendremos que captar. Esto es interesante aplicarlo también al crecimiento que experimentas tú, como analista web, dentro de la empresa. Como podemos observar, el 95% de las empresas se encuentran en el primer estadio, pero según vamos subiendo en la escala y nos acercamos a la inteligencia digital y de negocio, nos encontramos que las empresas situadas en este escalón son menos del 5%. Esto indica el nivel de inteligencia que le aporta la analítica digital a la empresa.

Nivel 1

El nivel más básico, la recolección de datos, la medición. Este punto es fácilmente alcanzable si instalamos herramientas cómo Google Analytics. Sus informes son métricas con poco valor estratégico.

Nivel 2

En este nivel, ya nos centramos no en la captura de los datos, sino en la interacción de los usuarios con nuestro activo digital. Analizaremos los patrones de comportamiento, siguiendo las rutas de navegación y analizando los embudos de conversión. Empezaremos a definir KPI´s y realizaremos test A/B para plantear hipótesis de negocio y ver cómo podemos mejorar nuestros activos. Con esto empezamos a orientarnos al desarrollo de nuestro negocio, con datos precisos e informes más desarrollados, cada vez más importantes, a partir de los cuales podremos  tomar decisiones y orientar nuestros activos digitales a los objetivos de negocio.

Nivel 3

En el tercer nivel, estaremos preparados para distinguir y analizar cada uno de los canales digitales que nos aportan usuarios, y ver cómo los retenemos. En este nivel ya seremos conscientes que no todos los usuarios son iguales, que sus rentabilidades varían, y que usan canales concretos para interaccionar con nuestros activos. La inteligencia de negocio empieza a despertar conjugándose con la inteligencia de cliente.

Nivel 4

A partir de las segmentaciones iniciales, entraremos en profundidad en las personas, estableciendo perfiles determinados que nos ayudarán al análisis y búsqueda de rentabilidades, pero sobre todo entraremos en el dimensionamiento de éstos. A través de test o encuestas online intentaremos saber más de ellos, para conocerlos tanto como a nuestro negocio. Esto se obtiene mediante el cruce de datos de la analítica digital con sistemas de gestión de cliente o CRM.

Nivel 5

Preparamos una estrategia basando las decisiones futuras en datos reales. Durante todo el proceso, hemos entendido que cada canal no funciona por separado, la parte offline también se tiene en cuenta. En este punto comenzamos a optimizar nuestros activos, adaptando nuestra visión de clientes y nuestro activo digital, facilitando la adaptación de nuestros activos a nuestros clientes para conseguir el mayor rendimiento de estos para el negocio.
Publicidad